EL IMPACTO DE NUESTRAS ACCIONES

EL IMPACTO DE NUESTRAS ACCIONES

Hoy tenemos a nuestro alcance todo tipo de bienes y servicios para satisfacer nuestras necesidades, desde las más básicas hasta las más sofisticadas. Sin embargo, este beneficio supone un arma de doble filo, ya que el consumo desmedido está derivando en un déficit de recursos a nivel global. Por eso, es bueno preguntarnos cómo consumimos y qué efectos tienen nuestras acciones en el medio ambiente y la sociedad.

El modelo actual de consumo es lineal: se basa en la extracción de materias primas, manufactura y producción, distribución y compra y, por último, desecho.

Dos problemáticas claves de este modelo

  • Muchos de los recursos que hoy extraemos de nuestro planeta no son renovables o se regeneran muy lentamente
  • Durante la producción se introducen sustancias químicas que facilitan y aumentan la producción, pero muchas veces son perjudiciales e incumplen mínimos legales, generando subproductos contaminantes o tóxicos.

Sabemos que a todos nos cuesta darnos cuenta y asumirnos partícipes activos de este accionar, pero nuestras decisiones sobre dónde y qué compramos tienen un impacto enorme en la sociedad y en el planeta. Algunos de estos hábitos, aunque parezcan mínimos vistos de manera individual, son enormes si los multiplicamos por las millones de personas que habitamos la tierra.

Por eso, te proponemos cuatro importantes cambios que vos podés hacer para generar un impacto positivo desde hoy mismo:

 

  1. Envoltorios y embalajes

Cada vez más gente tiene conciencia de la importancia del reciclaje. Sin embargo, aún queda mucho por recorrer, y a veces nos cuesta saber cómo reciclar adecuadamente algunos productos como medicamentos, bombillas, móviles, plásticos, pilas, etc. En Argentina todavía estamos lentos en implementar y trabajar en conjunto con instituciones y a nivel estatal.
¡ANIMO! Podemos hacer pequeñas y significativas acciones como buscar puntos de reciclado para plásticos y cartones. Esta acción ya es un gran aporte para nuestro planeta y será un gran ejemplo para generaciones futuras.

También es bueno pensar que el mejor reciclaje es el que no debe realizarse. Por eso, cuando compres, podés adquirir productos a granel y solo los que necesites. También podés acostumbrarte a usar envases retornables, reduciendo así el volumen de residuos.

 

  1. Elegir qué comemos según la zona o época del año

El consumo de determinados productos en lugar de otros beneficia en mayor medida el medio ambiente. Por ejemplo, comer melones y sandías en invierno, y naranjas en verano, es una manera de adecuarse al ciclo natural, consumiendo productos según la estación. También podés consumir productos de proximidad, adquiriéndolos directamente de los productores locales (NOTA en GBA – Adrogué – te puedo contactar con mi Nodo, si no sos de la zona de consumidores que van directo del productor local). Cambiar hábitos es difícil, pero los beneficios son enormes para vos, para tu comunidad y para el planeta.

 

  1. Cuidar el agua

El agua es un recurso natural tan necesario como limitado. Se estima que en Argentina, por persona y por día, consumimos unos 150 litros de agua

Podemos cerrar la canilla mientras nos cepillamos los dientes, o tomar baños más cortos. Con estas prácticas podemos ahorrar fácilmente entre 10 y 20 litros de agua diarios.

 

  1. Usar lamparitas led

No es solo una preocupación ambiental la que nos lleva a tener más en cuenta el consumo de luz en nuestro hogar. La constante subida del precio de la electricidad ya es motivo suficiente para controlar nuestro gasto doméstico. Además, en términos ambientales se puede traducir en una reducción de las fuentes de energía sucia (nucleares, térmicas, etc.).

Prácticas como encender únicamente las luces necesarias, sustituir las bombillas tradicionales o incandescentes por bombillas de bajo consumo o LED y desconectar los electrodomésticos que no estemos usando pueden ahorrarnos hasta un 20% o más en nuestro consumo eléctrico.

 

NUESTRAS ACCIONES

Desde ATENDER ya no emitimos pilas y pilas de papeles en pólizas, copias, listados de control, seguimientos de siniestros, control de ventas, etc.

De este modo, nos convertimos de a poco en una empresa de seguros cada día más sustentable. Además de ganar en practicidad y economía, logramos mayor eficiencia, dedicamos más recursos a estar cerca de nuestros clientes, y establecemos contactos humanos más reales. Además trabajamos con compañías de primera línea que ejecutan planes de sostenibilidad certificados.

Hoy tenemos bases de datos totalmente digitales, con un server de acceso a la información y back-ups automáticos.

Más allá de acompañarte siempre para que estés protegido y te sientas seguro, aportamos nuestro granito de arena para hacerlo de una manera sostenible, porque sabemos que todas las acciones tienen impacto.

En Atender dimos un paso importante en cuidar el medio ambiente, y seguimos día a día en esa dirección.

Open chat